¿Cómo reorganizar tu economía doméstica tras los gastos veraniegos?

 

Las vacaciones de verano suelen venir acompañadas de un notable incremento en nuestros gastos personales o familiares, debido al hecho de disponer de más tiempo libre y tratar de aprovecharlo al máximo.

Si bien este comportamiento es totalmente lógico, y hasta saludable, una vez finalizado nuestro descanso veraniego será conveniente volver a retomar nuestros hábitos de gasto y tratar de reorganizar nuestra economía doméstica.

Por eso, para ayudarte en este sentido, te mostramos a continuación unos consejos básicos para hacer balance de tus finanzas y recuperarte lo antes posible:

Pon al día tu información financiera. El objetivo de esta primera medida no es realizar un cálculo de lo que hemos gastado durante las vacaciones, sino concretar con más detalle cuál es nuestra situación económica actual y disponer de la información necesaria para actuar en consecuencia.

Planifica tus obligaciones de pago. Una vez que conozcas tu nivel de liquidez y solvencia actual será el momento de anticiparte y conocer los pagos que deberás realizar a corto plazo, relacionados principalmente con tus recibos domiciliados, los cargos realizados y aplazados durante tus vacaciones o los necesarios para la vuelta al cole en caso de que tengas hijos.

De esta forma, conocerás tu liquidez real y podrás establecer prioridades en tus gastos futuros, evitando la aparición de problemas a la hora de hacer frente a estas obligaciones principales.

Establece un plan de ahorro ajustado a tus necesidades reales. Como hemos comentado, a partir del análisis de tus ingresos y gastos tendrás la información necesaria para detectar en qué aspectos puedes centrarte para reducir tu consumo y favorecer así la reorganización de tu economía familiar.

En este sentido, si lo consideras conveniente, podrás realizar una lista de aquellos gastos que consideras superfluos o secundarios, y prescindir de ellos hasta que te hayas recuperado totalmente.

Evita recurrir al crédito. Si quieres alcanzar una recuperación total de tu economía doméstica tras las vacaciones será esencial que no utilices tus posibilidades de crédito para mantener tu rutina de gasto.

Si bien las tarjetas de crédito y otros productos financieros nos permiten disponer de un colchón frente a posibles imprevistos, será preferible no utilizar estos recursos si no es estrictamente necesario.

Plantéate tu situación económica a largo plazo. Si bien la vuelta de tus vacaciones puede que requiera de una cierta reducción de tus gastos habituales, debes tener en cuenta que se trata de una situación temporal, y que, si llevas a cabo estas recomendaciones, en unas semanas podrás retomar tus hábitos de consumo.

Además, ten en cuenta que durante estos últimos meses del año podrás disfrutar de numerosos fines de semana, festivos y puentes, por lo que una vez superada esta situación tendrás la posibilidad de disfrutar de estos días libres como te mereces.

 

Fuente: axaseguroses.blogspot.com.es

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *