El seguro de moto no cubre siempre tu asistencia sanitaria

¿Me puede cobrar un hospital tras un accidente de tráfico?

Dos millones de vehículos no tienen seguro para el conductor

Los pasajeros siempre tienen cubiertos los gastos sanitarios, pero no así el conductor.

Sin cobertura específica, el seguro solo se hace cargo de los capitales expresamente asegurados en la póliza.

La sanidad pública en España es universal y gratuita. Esta premisa, siendo verdad, tiene muchos matices. Uno de ellos se refiere a los accidentes de tráfico. La atención sanitaria, cuando hay un siniestro en carretera,  no está cubierta por la Seguridad Social, sino por las compañías de seguros. Pero, ¿qué pasa si el conductor no tiene esa cobertura contratada con su aseguradora? ¿Tendrá que pagar sus gastos sanitarios?. Aunque mucha gente lo desconoce, cada vez es más frecuente que el accidentado reciba una abultada factura del hospital en su casa.

Los gastos de curaciónasistencia sanitaria, a consecuencia de sufrir un accidente de circulación, no están cubiertos por la Seguridad Social. Como paciente, te atienden, pero posteriormente envían la factura sanitaria a tu compañía de seguros, la cual puede tener unos límites en sus pólizas, por lo que el excedente deberá pagarlo el asegurado de su propio bolsillo.

La guerra de precios en los seguros de autos ha hecho que se rebajen mucho las coberturas contratadas con los seguros. Más de dos millones de vehículos de motor (coches, motos, ciclomotores…) carecen de una cobertura específica para el conductor. En caso de accidente, éste puede sufrir graves perjuicios económicos

El seguro obligatorio para vehículos de moto cubre los daños que se deriven de un accidente de tráfico, siempre que se trate de los causados a terceras personas. Esto incluye siempre a los ocupantes de los vehículos implicados y al conductor del coche que sufrió un siniestro provocado por otro. Pero… ¿qué ocurre cuando hay un solo vehículo? Una moto que se sale de la carretera por un golpe de viento, o un coche que acaba en el arcén al encontrar hielo en una curva. ¿Qué pasa cuando el conductor ha provocado el accidente?. En estos casos, dependerá de si la persona que estaba al volante tenía alguna cobertura específica contratada.

Una cobertura especial para el conductor

El 97% de los seguros de auto incluye una cobertura de accidentes específica para los daños sufridos por el conductor. Esta, además de cubrir los gastos sanitarios, también incluye indemnización para casos de muerte o invalidez. Aún siendo una proporción muy alta, su reverso implica que hay 537.000 coches circulando cuyos conductores no tienen cobertura específica por parte de su aseguradora.

En las motos, hay un 25% de seguros sin cobertura para el conductor, y en ciclomotores un 36%, de acuerdo con datos de la patronal del seguro Unespa y de la Dirección General de Tráfico (DGT). En total, hay más de dos millones de vehículos que tienen contratadas las coberturas más básicas, por lo que sus conductores no estarían cubiertos.

¿Qué pasa tras el accidente?

Cuando un conductor que no tiene la cobertura contratada sufre un siniestro, empieza la guerra de facturas entre hospital y aseguradoras. La patronal de los seguros, Unespa, ha firmado un convenio con todos los sistemas públicos de salud para que las compañías se hagan cargo, de forma automática, de los gastos médicos de los ocupantes de los coches que tienen asegurados.

Sin embargo, cuando se trata de motos, o del conductor en caso de siniestros con un solo vehículo implicado, la cobertura tiene importantes limitaciones. Esto conlleva que, si la hospitalización es prolongada o si es necesaria una intervención quirúrgica cara, la cantidad restante la deberá asumir el hospital.

Los hospitales, para garantizar el pago, exigen a las víctimas de siniestros viales que rellenen cuanto antes un formulario donde se especifique cuál es la compañía de seguros que tienen contratada. El problema es que, en caso de que haya problemas respecto a la vigencia del seguro o a los capitales contratados, el hospital envía la factura de los gastos sanitarios al accidentado.

Ejemplo caso real

El coste sanitario por la fractura/luxación de un tobillo, en un accidente de tráfico por una caída sin contrario, de un conductor de un ciclomotor, ascendió a un total de 8.000€, en un centro sanitario público. La compañia de seguros tan solo cubre 3.000€ del total de la factura, tal y como viene especificado en su condicionado particular, por lo que el resto de la factura le es reclamada directamente al propio asegurado por el hospital.

Casos como estos se dan cada día en nuestro país.

Nuestro consejo

Algunos seguros pueden ser bastante más económicos que el resto del mercado, pero desgraciadamente, con cierta frecuencia, es a costa de no dar coberturas o establecer límites que sus clientes desconocen,  como por ejemplo establcer un límite, insuficiente en muchos casos, en la asistencia sanitaria en caso de accidente de tráfico, o incluso directamente no cubrirla.

Te recomendamos contratar un seguro de moto o de ciclomotor donde tengas incluidos un amplio capital de gastos sanitarios, para poder acudir a cualquier centro en caso de accidente sin la angustia de no saber si tu compañía correra con todos los gastos

En caso de que hayas renovado hace poco tu seguro de moto y no estés seguro de si te está dando esa cobertura, puedes ponerte en contacto con nosotros, en caso de que no tengas esa cobertura contratada en tu anterior seguro,  puedes también contratar,  de forma complementaria,  un seguro de accidentes  que cubra una importante cantidad en concepto de Reembolso de gastos Sanitarios por Accidente, para poder acudir a cualquier centro.

Si estas interesado en que te realicemos un presupuesto  sin compromiso, cumplimenta nuestro formulario web de seguro  y refléjanos al final del mismo en observaciones cualquier duda que tengas, nosotros nos pondremos en contacto contigo