¿Por qué todos deberíamos tener un buen seguro de vida y nadie nos lo ha explicado?

Todos deberíamos tener contratado un buen seguro de vida, y no, el de la hipoteca del banco no es suficiente.

Por menos de lo que cuesta un café al día puedes tener tu vida resuelta si mañana tienes un accidente o una incapacidad por una enfermedad o una invalidez.. Párate unos segundos a pensar lo que esto puede suponer.

Existe un motivo que todo el mundo tenemos presente para contratar un seguro de vida, y es por asegurar el futuro de nuestra familia si mañana faltamos, pero existen muchos más motivos que generalmente no tenemos en cuenta:

¿Y si en el futuro una enfermedad nos impidiera trabajar? Sin ingresos recurrentes, empezaríamos a gastar los ahorros y luego malvender nuestros bienes. Y si necesitáramos cuidados especiales por la enfermedad,  nos haría falta aún más dinero que antes, para poder pagar al personal que nos atendiera…

Mediante un buen seguro lo que estas asegurando sobre todo, no es sólo  el fallecimiento, si no la incapacidad por una enfermedad o por una invalidez. Aunque parezca mentira esto no siempre se explica, por lo que la gente no sabe si su seguro respondera si mañana se da esta circunstancia.

Existen una serie de mitos extendidos por los que pensamos que no necesitamos contratar un seguro de vida:

«Ya tengo un seguro de vida con la hipoteca»
Es muy comun que la gente diga esto cuando le hablan de un seguro de vida, sin embargo no se ha parado a pensar , ¿a quién protege tu Seguro de Vida? ¿al banco o a ti?

Los seguros de Vida contratados con la hipoteca, en la mayoría de los casos sólo cubren el pago de la vivienda. De esta forma, si te ocurriera algo, el banco queda protegido. Pero… ¿estás convencido de que lo que es importante para ti es lo que realmente está protegido? ¿sabes con seguridad qué te cubre? ¿Realmente estas dejando libre de cargas a tu pareja o familia?

«Si soy soltero o no tengo hijos, ¿para que quiero un seguro de vida?»

Si mañana una enfermedad o un accidente te impidiera seguir trabajando, sin ingresos recurrentes, empezarías a gastar los ahorros y luego malvender tus bienes. Y si necesitaras cuidados especiales por la enfermedad, necesitarías aún más dinero que antes para pagar al personal que le atendiera. Más que una cuestión de status, es sobre todo una cuestión de dignidad.

«Para asegurar el futuro están las prestaciones de la Seguridad Social»

El gobierno otorga prestaciones en caso de orfandad, viudedad e incapacidad laboral. Pero estas sólo con un porcentaje de la base reguladora del sueldo de la persona que falta o enferma. ¿De verdad crees que será suficiente como para cubrir las necesidades de tu familia?

Viudedad: Como norma general, hasta el 52% (Sí, es la mitad de lo que cobras como base). En ocasiones especiales puede llegar hasta el 70%. Y en casos de más de un matrimonio, el porcentaje se dividiría proporcionalmente a los años de convivencia con cada uno de los diferentes cónyuges.

Orfandad: Un 20% por hijo hasta que estos alcancen los 18 años (hasta 22 años si sus rentas son menores del salario mínimo o sufre una discapacidad del 33% o superior). Teniendo en cuenta que en caso de tener varios hijos, la pensión de viudedad sumada al 20% por cada hijo nunca superará el 100% de la base reguladora.

Incapacidad Permanente Total: En caso de que seas incapacitado para realizar tu actividad laboral habitual pero si puedas realizar otras, recibirá hasta un 55% como norma general. Incapacidad Permanente Absoluta: En caso de que te veas impedido para realizar toda actividad laboral, recibirás hasta un 100%

«El seguro de vida es sólo para ricos»

La vida es el bien más valioso que tenemos. Todos tenemos una vida y personas a las que queremos. También tenemos un futuro, entonces… ¿Por qué aseguras tu coche o casa y no aseguras el futuro de tu familia? Sin ser millonarios, cada año aseguras tus bienes y objetos de valor… La realidad es que tu vida vale mucho y un seguro de vida muy poco. De hecho,menos que un café al día.

«Ya tengo suficiente patrimonio»

¿Qué pasaría en caso de invalidez? Tienes un patrimonio que seguramente te costó muchos años y esfuerzo conseguir y que tu familia heredaría en caso de que les faltaras. Pero, ¿has pensado que pasaría en caso de invalidez? Sin tu sueldo de cada mes, el patrimonio que tanto te costó conseguir, empezaría a reducirse poco a poco. Y lo haría aún más rápido si por tu enfermedad necesitaras cuidados médicos o asistencia domiciliaria. Con tantos ingresos de menos y tantos gastos de más, en poco tiempo el nivel de vida de tu familia se vería alterado.Y en el supuesto de fallecer, los impuestos de sucesión que se cobran en algunas Comunidades Autónomas podrían hacer que tu familia finalmente contara con un patrimonio mucho más reducido del previsto. Si ya tienes patrimonio, protégelo con un seguro de vida riesgo.